Tomar la decisión, entrenar y anotarse en una maratón o en una carrera, puede cambiar significativamente la forma en la que encaremos nuestros días. Por qué hacerlo? Qué ganamos? Y porqué correr entre la multitud se convirtió en la actividad deportiva más popular de los últimos años. Preparados, listos, ya!

 

En la tele, en internet, afiches en la calle y en la radio. A beneficio, por una buena causa, participativas, competitivas, inclusivas y para toda la familia. Correr una maratón comenzó como una tendencia, como la actividad de moda (como pasó con el spinning y ahora con el Cross Fit), hasta que logró establecerse como una actividad fija en el calendario de muchos argentinos amateurs. Maratón, media maratón o simplemente una carrera 15,10 o 5K, todas están más o menos a nuestro alcance.

200259790-001

Esta época del año es ideal para la preparación física, ya que la temporada fuerte de carreras es por lo general en los meses de primavera. Si tenés ganas de ser uno más, acá te damos un par de razones para que tomes la decisión y te sientas Bolt por un día. Eso sí, antes siempre, consultá con un especialista.

 

Lo primero es la salud.

Correr es como caminar, es una actividad natural que hacemos todos los días. Todos en menor o mayor medida, tenemos el potencial necesario para finalizar una maratón, siempre y cuando entrenemos de forma adecuada. Es un deporte relativamente económico (no se requiere un gran y costoso equipamiento), y podemos hacerlo básicamente en cualquier momento que queramos.

9d6d02c51ad73c9dadb16f8db759619dPreparar una maratón en la forma apropiada, correrla y que luego se transforme en hábito, es una garantía de mejoras en la salud a largo plazo. Está demostrado que practicar running contribuye significativamente en la pérdida de grasa, ayuda a acelerar el metabolismo y a combatir el colesterol malo y los triglicéridos. Mejora el funcionamiento del sistema cardiovascular y ayuda a evitar accidentes cerebrovasculares.

 

Cuerpo, mente y espíritu.

Correr en forma regular (lo que tenemos que hacer antes de largarnos en la maratón), ayuda a disminuir los niveles de stress y ansiedad que genera la vida cotidiana. Además, practicar una actividad deportiva provoca la liberación de endorfinas, la hormona que tiene un “efecto analgésico” y contribuye a la sensación de bienestar y buen humor.
Esto tiene una relación directa al momento de combatir problemas psicológicos como la depresión y las adicciones. Finalmente y, entre tantos otros beneficios, mejora la concentración, la memoria y la agudeza mental.

Un claro ejemplo de concentración, perseverancia y de lucha contra todos los pronósticos, es Maickel Melamed. El atleta venezolano padece artrofia muscular y logró completar las maratones de New York, Berlín y Chicago.

 

Compartí con otros.

Correr una maratón o una carrera, ni se acerca a salir sólo en el parque, en la calle o trotar en la cinta. Además correr contra uno mismo, corres “contra” otros. Aunque a simple vista parezca una competencia despiadada, la atmósfera maratoniana (amateur, obvio), siempre está impregnada de una sensación de compañerismo, solidaridad y sana competencia.

Minuto de silencio en la maratón de Londres, en conmemoración del atentado en Boston.

Minuto de silencio en la maratón de Londres 2013, en conmemoración del atentado en Boston.

Al momento de largar la carrera, estando en el medio del pelotón con otros cientos o miles de personas, la adrenalina te ayuda a seguir, a esforzarte y a formar parte de la marea humana. Las miradas cómplices, las risas, la ayuda el otro que tal vez te vea cansado o sediento y te ofrezca una mano o un grito para motivarte, son perlitas impagables del ámbito maratoniano. Correr con otros es una forma de estar con otros, vivir una experiencia diferente, fuera de lo común, donde somos parte de un todo que busca superarse y llegar a la meta.

 

Conocé tus límites.

Correr es una actividad altamente desgastante, muchas veces podemos ver en las grandes maratones (como la anual el New York o las olímpicas), cómo los atletas se mantienen de pie a lo largo de horas, funcionando como máquinas perfectas a pesar del cansancio, el frío o el calor. Aunque parezca sorprendente o imposible, todos podemos lograr semejante proeza.

 

El running no sólo implica el ejercicio físico sino mental. La diferencia entre seguir o frenar, está en nuestra cabeza. Mantener un nivel adecuado, alto, de concentración, suma al momento de tener en mente nuestro objetivo y no abandonar en la mitad del trayecto. Es vital para mantener un ritmo e impedir el desgaste en los primeros kilómetros y permite que podamos coordinar apropiadamente nuestra respiración. Por último y no menos importante, concentrarnos en cada paso es fundamental para despejar los pensamientos que arruinan toda carrera, “me duele, me pica, tengo calor, frío, no voy a poder, el de la derecha me pasó”.

 

Demostrate que podés.

Se dice que sólo el 1% de la población terminará una maratón alguna vez. Vos podés elegir si querés formar parte de ese 1 o del 99% que nunca lo va a lograr.
sean 42km, 21km o una carrera de calle en tu barrio de 4km, correr con otros y “contra vos mismo”, te va a ayudar a superar tus metas.

Abebe Bikila, el maratonista olímpico etíope, dos veces oro, que ganó Roma '60 descalzo.

Abebe Bikila, el maratonista olímpico etíope, dos veces oro, que ganó Roma ’60 descalzo.

Los gurús espirituales y también los del marketing, insisten en que existe una relación directa entre correr una carrera y concretar metas personales.
Correr una carrera (mientras más larga, mejor), contribuye a la sensación de confianza y bienestar, primordial a la hora de trabar en la asertividad que se necesita para lograr objetivos en la vida. Entrenarse y correr una maratón forma un carácter disciplinado, organizado y fomenta la creatividad.
Por último y más que importante, preparase y concretar la carrera aporta una sensación inigualable: saber que logramos nuestro cometido. Sin importar si tardamos más o menos, si llegamos primeros o últimos, lo logramos. Nos propusimos un objetivo y lo cumplimos.

 

 

 

Ahora ya podés ponerte las zapas deportivas, abrigarte un poquito y salir a entrenar. Varios nos meses quedan hasta la primavera, donde vas a tener la posibilidad de experimentar la sensación del running, tal vez, la primera de muchas que vendrán.
Ah, no estás del todo segur@? Acá te dejamos las 42 razones más, de Adidas, para que corras una maratón.

Seguime

Sofia Delpueche

Locutora, periodista.
Soy Editora de este blog. Mirá mis videos en YouTube http://bit.ly/2ksJvOG
Seguime

Comentarios

Comentarios