En una primera entrega te mostramos algunos fragmentos bastante graves de la cinematografía argenta. Como no podemos con nuestro genio, ahora te demostramos que siempre todo puede empeorar. No me crees? Entrá y chequeá algunas escenas imperdibles!

 

Mala.

Lo bueno es que el título te perpara para lo que vas a ver.
Policial femenino protagonizado por las carismáticas Juana Viale, Florencia Raggi y Liz Solari, que busca empoderar la imagen de la mujer. La “Femme Fatale”, el refrito recalentado en el microondas.

Rosario, una justiciera a sueldo, mata a hombres que maltratan o abusan de mujeres. Metódica y perfeccionista en sus tareas, sus comienzos fueron brutales y torpes, cargados de un odio cuyo secreto se esconde en un caleidoscopio del que jamás se separa. (Filmaffinity).

Mala se estrenó en más de 40 salas y gozó de un amplio apoyo publicitario y de distribución. Pero esto no fue suficiente, ya que luego de las primeras proyecciones el boca a boca fustigó el (inusualmente pobre) trabajo de Israel Caetano.
El resultado? menos de 15mil espectadores a lo largo y ancho del país.
El trailer prometía pero la película se quedó atrás.
Escenas eternas “donde no pasa nada”, como los interminables 5 minutos que vienen a continuación.
Para muestra, sobra un botón.

 

 

Operación Rosa Rosa.

Sandro de América.
El Elvis rioplatense, vivía su momento de apogeo máximo. Sus canciones pegadizas, talento, carisma, y sensualidad, hicieron del ídolo pasión de multitudes.
Ante el clamor de sus insaciables fans, Sandro mutó rápidamente de cantante a actor, con la facilidad que su histrionismo le permitió. Una de sus películas más memorables, fue Operación Rosa Rosa.

Sandro es un cantante de fama internacional que es requerido por los servicios secretos de su país para desbaratar los planes de la organización criminal “Medusa”. El líder de esta banda, un empresario llamado Papa Andrés, pretende utilizar armas químicas contra el público, con una poderosa fórmula que provoca paros cardíacos inmediatos. (Filmaffinity).

Acción, golpizas y un enemigo vil y manipulador.
En esta escena, Medusa somete al agente Sandro, y le revela su maléfico plan, mientras su bella co-equiper, Laura Bove, se escabulle en su rescate.
Adelantos tecnológicos y una marioneta maquiavélica. Genial como pocas.

 

 

Correccional de Mujeres.

Ya lo decíamos anteriormente: la llegada de la democracia trajo consigo una de las épocas más florecientes en materia cinematográfica.
Grandes películas, grandes actores y grandes directores.
Este momento de quiebre, significó experimentación, desafíos y planteos controvertidos en el séptimo arte.
Es por eso que Correccional de Mujeres, podría considerarse una de las películas más fuertes de la época.

Cuatro chicas son detenidas por distintos actos delictivos en diversos puntos de la ciudad; el robo en una farmacia, trabajar en un club de alterne, traficar con drogas y ver un asesinato y coger la pistola siendo culpada de éste, son las razones de la detención. Las cuatro serán condenadas y llevadas a una cárcel. (Filmaffinity.)

Violenta, explícita y cruda, la película peca de ser demasiado transgresora. Tanto que en su momento fue censurada y calificada apta para mayores de 18 años.
Correccional de Mujeres fue un fracaso comercial y ampliamente desaprobada por la crítica.
Tacos con medias color mostaza, cortesía de Yves Saint Laurent.

 

 

 

El Telo y la Tele.

Juntos le han dado vida más de 30 películas.
Hugo y Gerardo Sofovich, dejaron su impronta y dieron vida a la comedia de los ’80.
Su firma personal vino de la mano del sexo. Mujeres pomposas y llamativas con poca ropa, paseándose en cada escena, volviendo locos a los hombres.
Argumentos y películas enteras con lo carnal como protagonistas.
Sinceramente son muchísimos los largometrajes que reflejan esta seña tan particular (básicamente, son todas iguales). Pero sin dudarlo El Telo y la Tele, condensa ya en su título, la razón de ser de los Sofovich.

La historia transcurre en un albergue transitorio en donde los huéspedes no saben que por todas partes instalaron cámaras de televisión y los videos que se registran terminan siendo de utilidad para un congreso internacional de sexología. (Filmaffinity)

En la apertura del filme, una pegadiza y compleja melodía, nos invita a disfrutar del nutrido argumento. “El telo y la tele, con ellos, al cielo podrás subiiir ♫”

 

 

Un Buen Día.

El desarraigo, la melancolía, la nostalgia, infaltables en el cine argentino.
Todas las características que hacen que los argentinos seamos un bajón, retratadas por este auténtico bodrio y con la participación estelar de Andrea Del Boca.

Fabiana y Manuel, son dos argentinos que emigraron a Estados Unidos por motivos muy distintos. Ambos lograron rehacer sus vidas en la ciudad de Long Beach, California, pero sin embargo cuando se cruzan por accidente en una cafetería, su origen argentino hace que entablen una relación que crece a medida que transcurre el día. Los dos están pasando por un momento muy especial de sus vidas en el que encontrar a alguien con quien poderse identificar o aliviar un poco el desarraigo, les hará pasar “Un Buen Día”. Pero en el tratamiento que comparten para curar ese desarraigo, descubren que tienen algo más en común, además de su origen. (Filmaffinity).

Escenas leídas, lugares comunes, y recursos de comedia romántica anticuados, se tradujeron en un enorme fracaso de cartelera. Se estrenó en 38 salas grandes (como Hoyts y Cinerama) y fue vista por 345 personas.
Acá te ahorramos el laburo de tener que verla, y recopilamos los mejores momentos actorales de esta joyita.
Las actuaciones son verdaderamente inefables. No sabemos si esta gente viene del teatro experimental o de donde salieron, pero de aseguro nunca vas algo como esto en tu vida.
ATENCIÓN a la escena final, IM PER DI BLE!

Seguime

Sofia Delpueche

Locutora, periodista.
Soy Editora de este blog. Mirá mis videos en YouTube http://bit.ly/2ksJvOG
Seguime

Latest posts by Sofia Delpueche (see all)

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.