Este domingo se celebra la la 86° entrega de los premios de la Academia. Nueve favoritas pelean la candidatura de mejor película ¿Qué se gana cuando se gana un Oscar? Marketing, recaudaciones y lobby. Secretos a voces detrás de los premios más importantes de la industria del entretenimiento.

Menos de una semana nos separa para “el día D”. Este domingo cientos de celebridades desembarcarán en la ceremonia de entrega de los Oscars, desfilaran por la alfombra roja y, lo más afortunados, tendrán la dicha de hacerse con una de las codiciadas estatuillas. Más allá de los brillos de Hollywood, permanece el “elefante blanco” de la industria cinematográfica de los Estados Unidos: la credibilidad de los premios.

Nueve películas comparten la candidatura de mejor película:

American Hustle.

 

Gravity.

 

12 Years a Slave.

 

Dallas Buyers Club.

 

Captain Phillips.

Nebraska.
Philomena.
The Wolf of Wall Street.

 

Her.

 

 

Las dos primeras las favoritas, con 10 nominaciones cada una. Pero detrás de esos largometrajes, se encuentran los competidores más fuertes y los reales ganadores de los Academy Awards: los estudios cinematográficos.

Warner Bros: la distribuidora de Gravity cuenta con un total de 21 nominaciones. 10 nominaciones por ese film, 5 por Her, 3 por The Hobbit, 2 por The Great Gatsby y una por Prisioners.
Sony Pictures Enterteinment: la compañía logró 10 nominaciones de la mano de American Hustle, y otras 6 por Captain Phillips. La división especial Sony Pictures Classics suma 3 con Blue Jasmine, una por Before Midnight y otra última por The invisible Woman, compitiendo con una total de 21.
Paramount: 13 nominaciones alcanza la distribuidora. 6 por Nebraska, 5 por The Wolf of Wall Street y una por Star Trek Into Darkness y otra por Jackass Presents: Bad Grandpa.
The Weinstein Company: la empresa de los hermanos de Queens se alza con 11 nominaciones. Philomena le valió 4, August Osage County 2, la misma cantidad que The Grandmaster, Mandela se estableció con una sola mención, al igual que los documentales Cutie and the Boxer y 20 Feet From Stardom.

 

"The six majors", los seis estudios más grandes de Hollywood.

“The six majors”, los seis estudios más grandes de Hollywood.

Si bien los Oscars, el premio en sí no tiene un valor monetario, sino más bien simbólico, el rédito publicitario y económico de hacerse acreedor del hombrecito dorado, tiene un alcance mucho mayor.

Para las grandes compañías, la puja por los premios de la Academia reside en la posibilidad de hacer (todavía) más lucrativas sus producciones, en algunos casos triplicando las ganancias obtenidas luego de haber ganado. Los Oscars otorgan publicidad y un plus de “credibilidad” a los filmes, ya que la ceremonia tiene repercusión mundial y los galardonados reciben un reconocimiento por su labor en el cine.
Un caso emblemático es el de Argo. La película dirigida por Ben Affleck tuvo un estreno tibio, tan tibio que en algunos países permaneció solamente una semana en cartel. Luego de ser nominada a los Oscars, se hizo de una enorme repercusión, tanto que fue reestrenada en países como Colombia. Finalmente, Argo se llevó el premio a la mejor película y logró recaudar casi 205 millones de dólares, cinco veces más que el presupuesto para su producción

Según dicen los expertos en la materia, para un actor hacerse meritorio de una mención de la Academia, es equivalente a obtener un contrato vitalicio con la industria y a la posibilidad de aumentar sus ganancias exponencialmente. Actores como Rusell Crowe y Angelina Jolie (ambos ganadores), obtienen hasta 30 millones de dólares por cada contrato cinematográfico. Mientras que figuras como Hugh Jackman y Anne Hathaway, obtienen tan solo 11 y 7 millones, respectivamente.

Ben Affleck en la conferencia de prensa de los Oscars 2013.

Ben Affleck en la conferencia de prensa de los Oscars 2013.

Pero para ganar un Oscar se necesita algo más que una buena película, se necesita lobby. Y si de lobbistas hablamos, el caso de Harvey Weinstein es emblemático. El co-fundador de Miramax y ahora dueño junto con su hermano Bob de The Weinstein Company, es famoso por su “llegada” con los jueces de la Academia. Además de enviar las películas a cada uno de los 6mil integrantes u organizar proyecciones donde estos estuvieran, evitándoles el periplo de ver las cintas en el cine, el productor es famoso por su truco más conocido: una vez que una película es nominada al Oscar, Harvey se avalanza sobre ella, para comprar sus derechos de distribución, además de dedicarse a producir “películas ganadoras”.

Los hermanos Weinstein

Los hermanos Weinstein

Weinstein construyó su imperio fílmico produciendo películas independientes, de bajo presupuesto y fraguando su calificación. Miramax sacaba una película a la luz con el sello “X rated” o “no apta para menores”, generando contreversia e interés por parte del público. Esta técnica significó que lograra posicionar a la compañía dentro de las principales de Hollywood, de tal forma que logró asociarse con Disney en 1992. Desde ese año y hasta el 2004, Miramax logró posicionar al menos un filme entre las candidatas a mejor película, en forma initerrumpida.

Hoy en día, Harvey Weisntein es uno de los productores más prolíficos de la industria y sus creaciones lo hacen dueño de un récord de 300 nominaciones y 67 premios Oscars.

En las últimas semanas, Weinstein se encargó de llevar a Philomena Lee (mujer en cuya historia de búsqueda de su hijo biológico se basa Philomena) a tomarse fotos con U2, a la Casa Blanca para promover los derechos de adopción e incluso impulsó un encuentro con el Papa Francisco.

"Cuando la gente dice que somos agresivos, eso es infundado. No se puede influenciar a la Academia sobre qué votar"

“Cuando la gente dice que somos agresivos, eso es infundado. No se puede influenciar a la Academia sobre qué votar”

El ejemplo de Harvey Weinstein y su habilidad para manipular las cuerdas de los votantes de la Academia, tiene su correlato en la forma en la que las películas son seleccionadas. Según Jerónimo Rivera, autor de Cine: recetas y símbolos y fundador de la Red Iberoamericana de Investigación en Narrativas Audiovisuales, existen 7 factores que hacen que una película sea elegida para obtener un Oscar.

  1. Corrección política (ya que la Academia promueve historias que apoyen el sistema estadounidense y su política exterior).
  2. Apostar a fórmulas conocidas (argumentos clásicos retratados con novedosas técnicas).
  3. Apelar al drama (historias de superación personal que conmuevan a los jueces).
  4. Tener en cuenta las anteriores ganadoras (el jurado se compone de ganadores históricos que votan películas similares a las que ya han ganado).
  5. Lobby (publicidad y más publicidad).
  6. English please (no existen películas ganadoras en otro idioma que no sea este).
  7. Distribuidores grandes (el filme en cuestión tiene que ser distribuido por uno de los 6 gigantes de Hollywood: Sony, Warner, Disney, NBC, Fox, Paramount).

Si tenemos en cuenta lo anterior, podemos concluir fácilmente en que de 9 candidatas a mejor película, 6 están inspiradas en hechos reales (12 Years a slave, American Hustle, Dallas Buyers Club, Philomena, Captain Phillips y The Wolf of Wall Street), al igual que Argo, la gran ganadora de la última entrega. Además, todas las nominadas pertenecen a la categoría drama y dos de las más grandes compañías de Hollywood se disputan las principales categorías y número de estatuillas.

Cine: recetas y símbolos, de Jerónimo Rivera.

Cine: recetas y símbolos, de Jerónimo Rivera.

 

Ni buenos ni santos, los premios Oscar no están fuera de la controversia y de la crítica.
A pesar de todas las objeciones, siguen siendo los premios más importantes del cine y del mundo del entretenimiento a nivel mundial.
Será cuestión de esperar los resultados el próximo domingo y que gane el mejor…

Seguime

Sofia Delpueche

Locutora, periodista.
Soy Editora de este blog. Mirá mis videos en YouTube http://bit.ly/2ksJvOG
Seguime

Latest posts by Sofia Delpueche (see all)

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.