Eran jóvenes cansados del puritanismo, aburridos de lo políticamente correcto y de la opresión del sistema. Rompieron con la métrica, renovaron la narrativa, y fueron perseguidos por ello. ¿Cómo se gestó la Beat Generation? ¡Te lo contamos!

 

 

 

A mediados de los cuarenta, en los últimos años de la Segunda Guerra Mundial, un grupo de estudiantes que compartían los mismos odios y las mismas pasiones coinciden en la Universidad de Columbia.
Un joven e inexperto Alle Ginsberg, que por aquel entonces empezaba a escribir sus primeros poemas y rimas bajo la influencia de su padre, también escritor, conoce en dicha universidad a Lucien Carr, otro joven de su misma edad amante del jazz, el alcohol, la lectura y los autores prohibidos, y aunque, según muchos, carecía de talento para la escritura, fue él quien hizo que Allen conociese a Burroughs y a Jack Kerouac, convirtiéndose es un personaje fundamental. Carr, Ginsberg y Kerouac comienzan a frecuentar los bares y barrios más underground de Nueva York, y empiezan a soñar con crear algo realmente gordo; Burroughs aunque se relacionaba con ellos, era independiente y no se involucraba demasiado.

 

Lucien Carr, Jack Kerouac, Alle Ginsberg y William Burroughs (1944).

Bajo la influencia de Henry Miller, William Butler Yeats, García Lorca… y sobretodo, bajo la influencia de sustancias alucinógenas, este colectivo inicial fantasea con romper los tabúes y las pautas más arcaicas de la narrativa, y de la sociedad en general. Se buscan un nombre y hasta escriben un manifiesto.
Poco tiempo después tiene lugar un fatídico hecho que acaba con la formación inicial, y da lugar a lo que se constituiría como la Beat Generation. Este hecho es un asesinato.

La Generación Beat dejó su legado y abrió el paso para el posterior surgimiento del movimiento hippie.

Lucien Carr era un joven con un encanto especial y con mucho carisma; todos estaban de acuerdo en que Carr tenía algo que lo diferenciaba, pero en el caso de David Kammerer, un monitor de la Universidad de Columbia, esa fascinación por Carr se convirtió en obsesión, llevando a Carr al límite con la locura. Por eso una noche Lucien acuchilla a David Kermmerer y lo tira al río Hudson. Nervioso y asustado, se lo cuenta a Kerouac y Burroughs, convirtiéndolos sin saberlo, en encubridores de dicho hecho.

“Estudiante mantiene el silencio sobre el asesinato de su amigo.” El juicio a Lucien Carr, en el New York Times.

 

Lucien pasó dos años en la cárcel, Burroughs y Kerouac estuvieron un tiempo hasta que pagaron sus fianzas; después de esto, el joven carismático se aparta del mundo de la bohemia y se convierte en periodista para United Press International, llegando a ser el presidente del Despacho General de Noticias.
El trágico acontecimiento marca con notoriedad la carrera y vida de los 3 autores, Ginsberg, Kerouac y Burroughs, haciendo que la trayectoria de la trinidad beat se vea manchada desde sus inicios más prehistóricos.
A estos 3 escritores se les suman años más tarde los poetas Corso y Ferlinghetti; constituyendo así el grupo real beat.

Años después, ya en los 60, tras haber sido perseguidos y censurados, la filosofía y la generación obtienen su reconocimiento y pasan a ser de dominio masivo, sumándose al movimiento una ola de jóvenes escritores que pervirtieron el género buscando solamente ser publicados.
Este fue el principio del fin, aunque algunos de sus miembros como Ginsberg y Burroughs continuaran escribiendo hasta el final de sus vidas.

En películas como Howl o Kill Your Darlings se explica la creación, el crecimiento, y la desaparición de la generación Beat: madre, o por lo menos referente, para la gran parte de los movimientos juveniles posteriores.

 

¿Te gustó? Dejá tu comentario o compartí esta entrada en tus redes con los botones sociales.
😀

Martín Grito

Proyecto de artista en toda la extensión de la palabra.
Redactor en Magazing y Un blog chino.
Técnico en Imagen y estudiante de Realización.

Latest posts by Martín Grito (see all)

Comentarios

Comentarios

Los comentarios están cerrados.