Las revueltas en Kiev que se gestaron en noviembre, no cesan y alcanzan un saldo de más de 75 muertos y cientos de heridos. Tras la destitución del presidente Viktor Yanukovich, el país se encuentra dividido. El por qué de las protestas, la intervención militar rusa, la Unión Eurpea y el conflcito del gas.


El conflicto ucraniano comenzó como un susurro en un mar de gritos.
El 21 de noviembre se iniciaron las protestas en Ucrania tras la negativa del presidente Yanukovich de formar parte de la Unión Eurpea.
El presidente de Ucrania le había negado a la UE la posibilidad de un acuerdo de libre comercio, que habría integrado económicamente a la región con la Europa Occidental, luego de 3 años de negociaciones. Contrariamente a esto, Yanukovich decidió estrechar relaciones comerciales con el bloque ruso, hecho que no sucedía desde antes de 1991, cuando pertenecía a la Unión Soviética. Esta reapertura hacia Rusia tiene que ver fundamentalmente con el gas. Si bien Ucrania tiene yaciemientos del hidricarburo, Rusia se mantiene como su principal proveedor de gas natural, así como su principal socio comercial.

De acuerdo a las informaciones que se dan a conocer desde el pais del este, la integración con la UE, le habría significado a Ucrania un gran beneficio comercial y avances en leyes sobre Derechos Humanos.

Viktor Yanukovich, presidente destituido de Ucrania.

Viktor Yanukovich, presidente destituido de Ucrania.

Desde ese momento las aguas se dividieron de acuerdo a la histórica puja entre pro-rusos y pro-europeos/occidentales. Según los primeros, las condiciones económicas que exigían desde Bélgica para integrar la UE eran imposibles y, en palabras de Yanukovich, condenarían al país a la pobreza. Ucrania pretendía más capital del que Bruselas porponía, mientras que la UE aseguraba que los acuerdos comerciales eran una garantía de progreso para el país. El ex presidente rechazó la iniciativa argumentando que las asociaciones comerciales habían sido perjudiciales para otros países del este y habían arruinado su economía real. Para la visión pro-europea, la integración a la UE era considerada como el triunfo del pro-occidentalismo, sobre todo desde la independencia en el ’91 y luego de la Revolución Naranja encabezada en 2004 por el ex presidente Viktor Yushchenko. Formar parte de la Unión Europea hubiera constituído la consolidación de un modelo político liberal y la consonancia con la identidad polaco-lituana, área a la que Ucrania ha pertenecido históricamente.

Ex-presidente Viktor Yushchenko, pro-ocidentalista.

Ex-presidente Viktor Yushchenko, pro-ocidentalista.

 

Las protestas.

Las protestas que comenzaron a mediados de noviembre, se reavivaron en diciembre. El día 17 se firmó un acuerdo de baja al precio de la importación de gas de Rusia a Ucrania y de compra de bonos por parte del país de Putin, a 15billones de dólares. Kiev parecía volver a su curso normal hasta que el 25 de diciembre, una periodista opositora, Tatiana Chornovol, fue brutalmente golpeada por desconocidos, hasta quedar desfigurada. Las protestas se reavivaron nuevamente.

Tatiana Chornovol, antes y después de la golpiza.

Tatiana Chornovol, antes y después de la golpiza.

El 16 de enero último, el parlamento Ucraniano sancionó un impopular paquete de leyes que prohibía el derecho a reunión, montar tiendas en la vía pública y el uso de altavoces (entre otras cosas), buscando coartar el derecho a la manifestación. La iniciativa poco democrática, generó el efecto contrario, desatando la cara más violenta de la protesta. El 19 de enero cerca de 100 mil personas coparon la Plaza de la Independencia en la capital del país y comenzaron los disturbios. Tres días después se registraron los primeros 5 muertos civiles.

Protesta del 19 de enero en la Plaza de la Independencia. Kiev.

Protesta del 19 de enero en la Plaza de la Independencia. Kiev.

El 28 de enero el Primer Ministro Mykola Azarov, renunció a su cargo y se derogó el paquete de leyes anti protestas. El 18 de febrero los manisfestantes recrudecieron el carácter de la protestas al ingresar por la fuerza al Parlamento. La policía contraatacó asaltando la Plaza de la Independencia, dejando un saldo de 16 civiles y 10 uniformados muertos.

Mykola Azarov, ex Primer Ministro de Ucrania.

Mykola Azarov, ex Primer Ministro de Ucrania.

Entre el 19 y el 20 de febrero fracasaron las negociaciones por el cese de la violencia y el estallido popular volvió a encenderse. A través de las redes sociales, los manifestantes denunciaron la represión desmedida de la policía y se pudo observar a agentes de seguridad disparando armas de fuego contra los civiles.
Finalmente, el 22 de febrero el Parlamento (con mayoría opositora), destituyó a Viktor Yanukovich acusándolo de “no ejercer el cargo”, otorgarse poderes de forma ilegítima y adelantó los comicios para el 25 de mayo. El mismo 22 se dictó la libertad de la líder opositora Yulia Timoshenko (presa de 2011 por “abuso de poder”, al firmar un acuerdo de compra de gas a Rusia, que según el partido de Yanukovich, era perjudical a los intereses de Ucrania).
Yulia Timoshenko, ex Primera Ministra (2007-2010), encarcelada en 2011.

Yulia Timoshenko, ex Primera Ministra (2007-2010), encarcelada en 2011.

El 23 de febrero se designa presidente interino a Alexandr Turchinov, co-fundador del partido Patria, con Yulia Timoshenko.El jueves 27 de febrero Arseni Yatseniuk (líde del partido Patria), fue nombrado Primer Ministro por el parlamento, hasta las próximas elecciones. El Ministro prometió darle a Ucrania un giro pro-europeo. “Ucrania ve su futuro en Europa. Queremos formar parte de la Unión Europea”, sentenció. Ese mismo día un grupo comando armado tomó el Parlamento y la sede del gobierno de Crimea.

 

Arseni Yatseniuk, presidente interino durante le jura del mandato.

Arseni Yatseniuk, presidente interino durante le jura del mandato.

Hoy el mundo amaneció con la noticia de la denuncia de Ucrania, ante una presunta “intervención militar” rusa en Crimea. Grupos armados pro-rusos tomaron el aeropuerto local de Simferopol. Este grupo conformado por un centenar de hombres, hizo flambear las banderas de la Flota Rusa del Mar Negro (perteneciente a la Armada de ese país).

Banderas rusas fuera y sober el aeropuerto de Simferopol.

Banderas rusas fuera y sober el aeropuerto de Simferopol.

 

Crimea.

La República Autónoma de Crimea es una región independiente dentro de Ucrania (algo así como si el país Vasco no dependiera de la Corona Española), situada en la costa norte del Mar Negro. Si bien se encuentra geográficamente dentro de ese país, el 58% de la población es étnicamente rusa.Sebastopol es la ciudad más importante de Crimea. Allí se encuentra establecida la base de la Flota del Mar Negro rusa, opeartiva hasta 2042, de acuerdo con un tratado de 1997. En ese acuerdo se le reconoció a Ucrania soberanía sobre la región, al tiempo que se le permitía a Rusia mantener su base militar en Sebastopol. Es por esto que actualmente el pías que preside Putin, controla la mayor parte de la actividad comercial.
En una encusta realizada en el 2012, se supo que el 70% de los ciudadanos rusos considera a Crimea parte de su país. Este hecho concuerda con la enorme inversión que ha realizado Rusia en esa República: durante los últimos 20 años, se han destinado millones de euros para la construcción de residencias para militares rusos que operan en Crimea.
La base de Sebastopol se constituye como un punto estratégico sin igual. Desde esa ubicación Rusia mantiene el control del oeste de Europa y el este de Asia. Ante la debilitación de Siria, como aliado de Putin, mantener y reafirmar la presencia militar en las aguas del Mar Negro, resulta prioridad.

 

Mapa de Crimea y base naval de Sebastopol.

Mapa de Crimea y base naval de Sebastopol.

 

 

La cuestión geopolítica e histórica.

El nacimiento de la problemática en Kiev, tiene sus raíces en el enfrentamiento social histórico que ha dividido al país durante décadas. La cuestión rusa y la cuestión europea.

La polarización de ese país es tal, que se puede hablar a las claras de la existencia de dos Ucranias, inclusive geográficamente. A travesada por el río Dniéper, la parte occidental habla mayoritariamente ucraniano, mientras que la oriental utiliza el ruso en forma casi oficial.

Mapa étnico de Ucrania. Azul: predominancia total del idioma ruso. Celeste: predominancia relativa del idioma ruso. Amarillo: predominancia total del idioma ucraniano.

Mapa étnico de Ucrania. Azul: predominancia total del idioma ruso. Celeste: predominancia relativa del idioma ruso. Amarillo: predominancia total del idioma ucraniano.

La historia de Ucrania muestra que nunca ha sido auténticamente independiente. Sus territorios han formado parte de Polonia, Lituania, el Imperio Austro-Húngaro y la Unión Soviética, período en el cual el país sufrió el mayor retroceso en materia económica, política y social. Recién en 1991, luego de la caida de la URSS, Ucrania emprendió un camino de construcción de su soberanía y democracia, intentando alejarse de la identidad roja (caso parecido al del surgimiento de República Checa y Eslovaquia). Desde ese momento, el país se ha debatido entre el pasado y el futuro, la identidad rusa y occidental. Esa dicotomía puede verse plasmada en los conflictos de estos últimos días.

 

 

La cuestión del gas.

A pesar de tener fuentes internas, la infraestrctura económica de Ucrania hace que el país sea dependiente del gas natural importado desde Rusia. Además, el territorio se ve atravesado por gasoductos que suminstran el recurso al resto de Europa.
Durante el 2004, una virtual “guerra de gas” se stableció entre Kiev y Moscú, cuando desde Rusia se intentó imponer un acuerdo por el cual el precio del suministro sería regulado por el mercado y no por un pacto entre las naciones. Esto hizo que el entonces presidente Yushenko, se inclinara políticamente hacia la UE, congelando la relación con el bloque ruso. Este enfrentamiento terminó con el cese de importación, dejando a países como Polonia, Austria, Hungría y la propia Ucrania, sin aprovisionamiento. (Cronología de “la guerra del gas”, de la agencia Rusa de Información).

 

Mapa de gasoductos que atraviesan Ucrania. (Agencia Rusa de Información).

Mapa de gasoductos que atraviesan Ucrania. (Agencia Rusa de Información).

 

 

Las consecuencias.

Desde el Kremlin denuncian el peligro de la seguridad de las minorías ante un posible avance de la Unión Europea y la ONU en la región, mientras que desde Bruselas, alertan sobre el fantasma de un alzamiento separatista ruso, que pondría al país al límite de la guerra civil. Lo cierto es que por Ucrania se abre paso el suministro del gas natural proveniente de Rusia, el cual alimenta al 85% del viejo continente. Un nuevo enfrentamiento entre el Kremilin y la UE podría tener como consecuencia el cese parcial o total del suministro o un alza indiscriminada en las tarifas, como secuedió en 2004.

Los resultados inmediatamente visibles fueron la caida de los mercados europeos ante la crisis y las advertencias desde Washington. El propio Barack Obama anunció que “habrá consecuencias” si Rusia se decide por una intervención militar oficial en la región. Por su parte el embajador ucraniano en la ONU Yuri Sergeyev, advirtió que el país cuenta con capacidad para defenderse en caso de una ofensiva bélica de Putin.

Barack Obama y Yuri Sergeyev.

Barack Obama y Yuri Sergeyev.

El conflicto ucraniano tiene características ideoscincráticas y étnicas muy complejas. Lejos de los buenos y los malos y el blanco o el negro, el conflicto que nació en Kiev se extiende como una ola que decapita mandatarios y pone en jaque a toda una región, la continuidad de la paz social y el control de un área estratégica para la explotación de hidrocarburos.
Lejos de resolverse, la sombra de Estados Unidos sobre el Mar Negro, no hace más que agudizar el conflicto que ya ha terminado con la vida de más de 70 personas.
Para algunos “revolución”, para otros “golpe de Estado”.
De cualquier forma, Ucrania se convirtió en el campo de batalla de una historia que se repite a través del tiempo. Como en los ’80, el Kremilin y Occidente, se enfrentan una vez más, en lo que se avizora como la una nueva “guerra”, para nada fría.

 

Seguime

Sofia Delpueche

Locutora, periodista.
Soy Editora de este blog. Mirá mis videos en YouTube http://bit.ly/2ksJvOG
Seguime

Latest posts by Sofia Delpueche (see all)

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.