Republicanos, demócratas, internas, delegados, y todo lo que vemos en House of Cards y no terminamos de entender. Cómo se vota, cuándo. Enterate de todo haciendo click.

 

 

 

Nos guste o no es el país más importante del mundo, sus políticas económicas determinan el destino de Occidente. Este año se define el destino de “el hogar de los valientes y la tierra de los libres”. ¿No entendés nada? Seguí leyendo y descubrí de qué se trata.

 

 

    1. Primero lo primero.

Las elecciones presidenciales de este año se celebran el 8 de noviembre en Estados Unidos. Se elige el 45° presidente y vice, fórmula que ocupará el lugar que Barack Obama mantuvo durante los últimos ocho años (la reelección indefinida, como en Argentina, es inconstitucional). Además también se renuevan 13 gobernadores y miembros del Congreso.

Obama en la noche de reelección, noviembre de 2012.

Obama en la noche de reelección, noviembre de 2012.

 

    2. ¿Cómo funciona?

Estados Unidos posee un sistema de democracia indirecta, cada estado vota por electores o delegados y no directamente al presidente. El rol de los electores es, llegado el momento de la votación presidencial, elegir por al candidato de su partido. Las elecciones en Estados Unidos determinan el voto por Colegio Electoral, conformada por 538 delegados. Para ganar, el candidato debe contar con la mitad más uno de la votación, por lo menos 270 votos. Los estados más poblados tienen la mayor cantidad de electores, como California, Texas, New York y Florida.

 

 

3. Las primarias.

El ejemplo local inmediato es el de las PASO. Durante las elecciones en Estados Unidos existen las internas presidenciales, votación que se da a partir de febrero del año electoral. Allí cada partido elige a sus candidatos a presidente y durante el año se celebran las elecciones primarias de cada partido en los distintos estados, es decir, una elección por cada estado donde los votantes sufragan (ahora sí) en forma directa. Las primarias pueden ser cerradas (sólo para afiliados a cada partido), semi-cerradas o abiertas.
En Estados Unidos el voto es optativo y registra un abstencionismo del 50% promedio.

Los candidatos en las internas Republicanas en Enero: Marco Rubio, Ben Carson, Donald Trump, Ted Cruz, Jeb Bush. Hoy sólo queda Trump.

Los candidatos en las internas Republicanas en Enero: Marco Rubio, Ben Carson, Donald Trump, Ted Cruz, Jeb Bush. Hoy sólo queda Trump.

 

 

    4. ¿Cauqué?

Las elecciones en Estados Unidos determinan que en algunos estados se vote bajo el método Caucus. Los Caucuses son algo así como primarias rústicas que se llevan a cabo en distintas ciudades en un puñado de estados. Se organizan en recintos como municipios, escuelas o hasta casas particulares, y allí los votantes literalmente se ubican en grupos separados según su postura política. Cada candidato brindará discursos y tratará de convencer a la mayor cantidad de personas, quienes cambiarán de posición (o no) y votarán a su preferido. El candidato que no llegue a cubrir el 15% de los votos, queda fuera. La votación se da de forma tradicional en el caso de los Republicanos, mientras que para el partido Demócrata, el voto es cantado.

Bernie Sanders, gana en un Caucus en Iowa.

Bernie Sanders, gana en un Caucus en Iowa.

 

 

    5. La importancia de llamarse Iowa.

El primer Caucus en toda la carrera electoral se realiza en el estado de Iowa. Se trata de un territorio en del medio oeste, fundamentalmente agrario-rural no muy densamente poblado. ¿Por qué es importante? Iowa es el primer estado donde se define el Caucus, y por esto mismo define y marca el termómetro del resto de las elecciones. Iowa se convierte durante el Caucus en el ground zero donde todos los candidatos presidenciales de cada partido se establecen durante semanas para hacer campaña. Ganar o perder en Iowa puede marcar la diferencia entre llegar o no a la Casa Blanca.

Hillary Clinton dando un discurso en un colegio de Des Moines, durante un Caucus en Iowa.

Hillary Clinton dando un discurso en un colegio de Des Moines, durante un Caucus en Iowa.

 

 

 

    6. Súper martes.

No, no son ofertas. Cómo en las elecciones en Estados Unidos el orden de los factores altera el producto, los estados y partidos pelean por  el lugar a ocupar durante las internas. La primera elección de tipo Caucus es Iowa, pero la primera primaria (valga la redundancia) es New Hampshire. En el tiempo las diferentes fechas de elecciones en cada estado serán disputadas, hasta que ocurre el famoso Súper Martes. Se trata de una alianza entre varios estados para votar en forma simultánea el mismo día.  Este año se hizo durante el 1° de marzo.

El clásico Súper Martes.

El clásico Súper Martes.

 

 

    7. ¿Dónde estamos?

Luego de que Ted Cruz se bajara de las primarias del partido Republicano, Donald Trump encabeza las internas de su partido con 1.160 delegados. En la vereda de enfrente, Hillary Clinton pelea con Bernie Sanders con 1.768 y 1.494 delegados respectivamente. 
Trump necesita de 1.237 electores para consolidarse candidato presidencial, mientras que Clinton y Sanders tienen que alcanzar 2.383.
El partido Republicano hará oficial su elección el 18 de julio, los Demócratas harán lo propio en la Convención del 25 de ese mismo mes. El 26 de septiembre será el primer debate presidencial.

Los candidatos y sus delegados.

Los candidatos y sus delegados.

 

 

   8. Donald Trump.

Abiertamente xenófobo y misógino, Trump arrasas entre los votantes sin educación universitaria, fanáticos religiosos y el tea party, el ala más conservadora del partido Republicano, aunque históricamente ha sido Demócrata.
Trump es un magnate inmobiliario, celebrity y controversial por su forma de pensar y decir. Los analistas le atribuyen su éxito a un escenario post-crisis, con poca movilidad social, oportunidades y alto desempleo. Su forma de avivar el fervor patriótico y la promesa de hacer a América grande de nuevo, podrían a llegar a consolidarlo presidente.

 

 

 

 9. Hillary Clinton.

Hillary Clinton se perfila como la posible contrincante de Trump durante noviembre.
La ex Secretaria de Estado, aunque mucho más moderada que The Donald, tiene un historial de contradicciones importantes. Pasó de estar en contra del matrimonio homosexual a estar a favor en poco tiempo, lo mismo ocurrió con sus ideas sobre la “guerra” contra el terrorismo.
El más reciente escándalo tiene origen en marzo de este año. En ese momento se hizo público que durante sus años como Secretaria, había usado un servidor personal de email para comunicaciones oficiales, violando las leyes de seguridad nacional de Estados Unidos. En uno de los correos que salieron a la luz, puede leerse cómo Clinton adjudica a Al-Qaeda un ataque terrorista a la embajada americana en Benghazi, Libia, en 2011,  siendo que en su declaración pública como funcionaria, había asegurado que el ataque no provenía de un grupo organizado.
Hay quienes aseguran que Clinton mintió deliberadamente para cubrir las espaldas de Obama durante la reelección. Admitir un ataque de Al-Qaeda a 1o años del 11-S hubiera sido un escándalo.

 

 

 

10. Bernie Sanders.

La gran sorpresa, Bernie Sanders se desempeña como congresista por el estado de Vermont desde 1991. Es de origen independiente y no contó durante su campaña con el apoyo de grandes corporaciones o grupos económicos. Es abiertamente socialista (cosa que para el pueblo americano, es más un insulto que otra cosa) y judío.
Sanders es un profundo enemigo de las corporaciones y ferviente defensor de la seguridad social y el aumento del salario mínimo, además, sostiene que Estados Unidos (y el mundo) vive su peor crisis desde 1929.
Sanders sostiene que su país debería parecerse más a las naciones escandinavas, las cuales gozan de las mejores y más equitativas políticas de seguridad social.

 

 

¿Te gustó? Dejanos un comentario o compartí esta entrada en tus redes con los botones sociales.
😀

Sofia D.

Sofia D.

Locutora, periodista.
Genero contenido para este blog y otras plataformas web.
Sofia D.

Comentarios

Comentarios