Secuelas, precuelas, sagas, adaptaciones, spin offs y remakes. Esta es la realidad del brazo más poderoso de la industria del entretenimiento después de internet. Cómo la máquina del cine, hace millones con refritos y espectadores desprevenidos. Mirá!

 

 

 

La crisis del 2008 se llevó por delante a gran parte de la economía mundial, puestos de trabajo y la fé en el sistema capitalista (en franca decadencia). Y junto con todo esto, logró arrastrar al cine. Entre 2007 y el año en cuestión, Hollywood se vio afectado por la peor crisis de guionistas de su historia: por los fuertes recortes de presupuesto, cientos de trabajadores perdieron sus empleos, los que corrieron con mejor suerte, se mudaron a la pantalla chica. Así nacieron las nuevas ficciones  y el escenario flaco de ideas que hoy continúa inundando los cines del mundo.

"Writers Guild of America (Gremio de Escritores de América) en huelga." (2008).

“Writers Guild of America (Gremio de Escritores de América) en huelga.” (2008).

Desde ese momento y sobre todo entrada la primera década del 2000, las secuelas, precuelas y remakes, se adueñaron de la taquilla, de la mano de super héroes y fórmulas probadas hasta el hartazgo, como adaptaciones de best sellers y spin offs variopintos.
Hoy, en pleno 2016 y hace 9 años de la crisis de escritores, el panorama se mantiene. Casi ninguna de las películas más esperadas de este año (en lo que respecta a público masivo y recaudación) es una creación original. Sólo por citar algunas podemos mencionar:

 

El libro de la selva (adaptación)
Captain America: Civil War (secuela)
Suicide Sqad (adaptación)
Batman vs. Superman (secuela)
Fifty shades of Grey 2: Fifty shades darker (secuela)
Avengers: infinity war (adaptación)
X-men: apocalypse (secuela)
Gohstbusters (remake)
Alice Through the Looking Glass (secuela / adaptación)
Rogue One: A Star Wars Story (spin off)
It (remake)
World War Z 2 (secuela)
Warcraft (adaptación)
Finding Dory (secuela / spin off)
Angry Birds: the movie (adaptación)
Transformers 5 (secuela)
Star Wars: Episode VIII (secuela)
Ben Hur (remake)

 

 

De acuerdo a los números publicados por el productor de cine e investigador, Stephen Follows, entre 2005 y 2014 61% de las películas que salieron a la luz fueron secuelas, remakes o adaptaciones.  Del restante 39% de producciones originales, únicamente un 15% logró consolidarse como un éxito de taquilla a nivel mundial, esto explica porqué entre 2013 y 2014 ninguna película original estuvo dentro de los 10 films elegidos por los espectadores. Al mismo tiempo, los guiones originales son los menos favorecidos por el presupuesto, con una inversión por película estimada de 50 millones aproximadamente, frente a más de 70 millones de sus competidoras refritas.

Películas más taquilleras entre 2006 y 2015: Pirates of the Caribbean: Dead Man's Chest ('06, $1066 millones de dólares).  Toy Story 3 ('10, $ 1063 millones de dólares). Star Wars: The Force Awakens ('15, $2064 millones de dólares). Fuente: Box Office Mojo.

Películas más taquilleras 2006/2015: Pirates of the Caribbean: Dead Man’s Chest (’06, $1066 millones). Toy Story 3 (’10, $ 1063 millones). Star Wars: The Force Awakens (’15, $2064 millones). Fuente: Box Office Mojo.

 

 

Las cifras responden a sobre todo al factor crisis: piratería, nuevos formatos, precios altos, son las amenazas del cine. La facilidad con la que se filtran películas incluso antes de que lleguen a los cines (ni hablar de las infamias de pésima calidad grabadas con teléfonos dentro de las propias salas), plataformas más económicas como Netflix y lo costosa que puede resultar una salida al cine, no sólo en Argentina sino en todo el planeta, hacen que producir películas sea una actividad de riesgo. Los altos costos de producción frente a la posibilidad del fracaso, hace que los grandes estudios apuesten poco y nada a ideas nuevas.

The Hateful Eight, la última de Quentin Tarantino, fue víctima de la piratería. Tanto el guión original (que debió ser modificado) como el film, se filtraron a internet.

Piratería: el guión original (que debió ser modificado) de The Hateful Eight, se filtró a internet durante la pre-producción. La película también llego los sitios de descargas ilegales, antes de su estreno.

El propio Nacho Vigalondo (director de la saga de terror V/H/S) en relación a esto, aseguró recientemente al diario español La Gaceta que “no hay una crisis de ideas, sino una crisis de confianza en esas ideas. No deja de haber guiones buenos ni grandes guionistas y creativos, pero hay miedo. Para mí, la forma de superar esta crisis empieza a la hora de confiar en películas que desafíen la norma. En cuanto Hollywood vea que las películas desafiantes tienen su público, no hay duda que les llegarán los grandes presupuestos. “

Escena de V/H/S, dirigida por Vigalondo.

Escena de V/H/S, dirigida por Vigalondo.

Las recetas probadas en la meca del cine, son ahora la cruda realidad y por cierto la más lucrativa. Las recaudaciones voluminosas crecen al ritmo que las ideas nuevas decaen y el precio de las entradas también aumenta,  sin prisa pero sin pausa. Desde  2012 las películas de Hollywood refritas ocupan un 20% de la producción anual, mientras que las originales arañan el 5%. Las adaptaciones y remakes acaparan la producción, y consigo el marketing y las ventas. La tendencia de seguir generando contenido reciclado coincide con el rédito financiero y las proyecciones a futuro. En 2015 la recaudación de taquilla con mayoría de adaptaciones, sólo en Estados Unidos, generó casi 30 billones de dóalares en ganancia. Se espera que para 2017 trepe a 31 7 2019 a 35 billones, según el sitio especializado Statista.com.
Pocas ideas, mucha inversión y bajo riesgo. “Compra barato y vende caro”, la receta del éxito de Hollywood en el nuevo milenio.

 

 

 

 

¿Qué opinás? Dejá tu comentario abajo o compartí esta entrada en tus redes con los botones sociales.
😀

 

Sofia D.

Sofia D.

Locutora, periodista.
Genero contenido para este blog y otras plataformas web.
Sofia D.

Comentarios

Comentarios