La gran industria del cine hollywoodense, nos ha hecho soñar, reír, llorar… Y también creer en cosas que en realidad están bastante alejadas de la verdad.
Estereotipos, los malos de siempre y la política. Desde el Aquiles lampiño hasta la Segunda Guerra Mundial. Todo, acá!

 

Bélicas, románticas, comedias, de intriga, clásicos. La mayoría de nosotros nos hemos conmovido o al menos entretenido con alguna producción de Hollywood.
La sucesión y dominación histórica del mercado cinematográfico, además de dejar grandes joyas, también dejo grandes mentiras de Hollywood… Estas son sólo algunas.

 

Rubios, de ojos celestes.

El antiguo Egipto, Grecia, Roma e incluso las historias bíblicas.
Todas ellas poseen un gran atractivo al momento de ser retratadas por el séptimo arte. Pero respondiendo a los cánones de belleza occidental y, más que nada estadounidenses, Hollywood se empeñó en mostrarnos héroes clásicos y personajes históricos, que bien podrían haber salido de alguna escuela pública en Texas.

El talón de aquiles: la prestobarba y el hawaian tropic.

El talón de aquiles: la Gillette y el hawaian tropic.

Aquiles, Cleopatra, Hércules, Ben-Hur, Alejandro Magno, Noé y hasta el propio Cristo (QEPD), todos ellos parecen salidos de algún comercial de Tommy Hilfiger o Calvin Klein. Lampiños, super prolijos, dientes más blancos que los de Dady Brieva y melenas lacias y rubicundas (salvo con Liz Taylor. Ahí se rescataron y le hicieron un carré). Cabe destacar que Ben Hur es un personaje ficticio, desde ya, pero la historia se ambienta en la antigua Roma.

Olmpia y Alejandro Magno by Key Color Silkey Mundial.

Olmpia y Alejandro Magno by Key Color Silkey Mundial.

Los héroes caucásicos de Hollywood, distan mucho del fenotipo de la época. Bien se sabe que los antiguos mediterráneos/árabes, lucían una piel más bien trigueña, abundante cabello rizado, de color castaño o negro, y en el caso de los hombres, tupidas barbas y vello en el pecho… Signo inequívoco de virilidad. Además la obviedad en el tema dentadura… Hasta donde sabemos, en el siglo V, no existía Sensodyne (por lo menos no la que “repara y protege”).

 

 

The land of the free.

Libertad, libertad, libertad.
Otra de las grandes mentiras de Hollywood, es que Estados Unidos es el país donde reina esta palabrita tan simpática. De hecho, culturalmente se considera a quien sea presidente, “líder del mundo libre”.

Tom Cruise en su delivery de democracia.

Tom Cruise en su delivery de democracia.

Independence Day, Transformers, Top Gun y Black Hawk Down (entre miles), nos enseñan como el FBI, la CIA y el Departamento de Estado, luchan contra maléficos enemigos que quieren terminar con la libertad y la democracia en el mundo occidental, sean humanos o extraterrestres.

 

Pero, la realidad nos dice algo diferente. Estos son algunos hechos que demuestran que nuestro hermano del norte, no es tan free como quiere parecer. Leyes como como ACTA (que promueven el control del tráfico y contenidos en internet), la persecución legal a los creadores de The Pirata Baya, WikiLeaks y el espionaje de la NSA revelado por Edward Sonden, muestran a las claras cómo los gobiernos de Estados Unidos, ejercen presión y coerción en la privacidad y vida democrática del país (y el mundo).

 

 

Estados Unidos, trajo paz mundial.

Y entonces, cuando Hitler estaba por conquistar/destruir/aniquilar el mundo, el desembarco en Normandía puso fin al conflicto y todos fueron felices para siempre.
Algo así cuenta (cerca del final), La Vida es Bella, Bastardos Sin Gloria, Patton y muchas otras.

 

La historia demuestra que esto no es del todo cierto. La intervención de Estados Unidos fue tardía y de la mano de las tropas soviéticas. El verdadero fin de la guerra se dio con los bombardeos atómicos en Hiroshima y Nagasaki.

Son raras y pocas, las películas que reflejan los crímenes de guerra de los aliados, durante la Guerra del Pacífico. Homicidio de soldados que se habían rendido, bombardeos en población civil sin autorización, y la denuncia de más de 4mil violaciones a mujeres por parte del ejército, tan sólo durante los primeros 10 días.

 

 

If I can make it here, I’ll make it everywhere.

“Si lo logro aquí, puedo lograrlo en cualquier lado”, decía Sinatra cuando le cantaba a Nueva York. Y algo parecido nos dice una de las mentiras de Hollywood.
Estados Unidos es la tierra de las oportunidades.
Una idea y un puñado de dinero, pueden hacer que te conviertas, de la noche a la mañana, en el próximo Rockefeller/ Donald Trump/ Bill Gates/ Pitbull (?).

Sergio Denis + Nicky Jones=Donald Trump.

Sergio Denis + Nicky Jones = Donald Trump.

Jobbs, La Red Social, Piratas de Sillicon Valley, Risky Business, Forest Gump y En Busca de la Felicidad, entre otras, nos dan esta clara y concisa lección. “El trabajo libera” y mientras más trabajes, en la tierra gringa, más posibilidades de éxito tendrás. O como dice 50 cent, “get rich, or die tryin'”.

 

De vuelta, la realidad nos golpea duro y algunas cifras demuestran que, entre otras tantas cuestiones. Estados Unidos encabeza el índice mundial de personas encarceladas (la cuarta parte del total mundial). La deserción escolar es mayor en poblaciones latinas y negras (20% y 10%, respectivamente). Se encumbra como uno de los países más ricos y desiguales, con 50 millones de pobres, 15% de habitantes.

 

 

Los sospechosos de siempre.

Sería muy ingenuo creer en la casualidad al momento de referirnos a la caracterización del enemigo hollywoodense.
Los conflictos políticos, económicos y bélicos de Estados Unidos se han filtrado al séptimo arte, por eso no es común ver que los malhechores tengan correlación con las “guerras” (frías y calientes), emprendidas por sus distintos gobiernos.
Según la época histórica, la industria muestra a los malos más o menos así, de acuerdo con un estudio de la Universidad del Rosario, en Bogotá.

Rocky el bueno,  Iván Drago, boxeador ruso malo que usaba anabólicos, el malo.

Rocky el bueno, Iván Drago, boxeador ruso malo que usaba anabólicos, el malo.

En los ’80 (Guerra del Golfo), eran árabes. Insensibles, autoritarios, inmorales, fanáticos, torpes, violentos.
En los ’50-’60 comunistas (guerra fría). Cobardes, crueles, inmaduros, ateos, imprecisos, irrespetuosos.
A lo largo de la historia, nazis. Autoritarios, torturadores, maltratadores de niños. También crueles, inmorales y cobardes.

Yo, la peor de todas.

Yo, la peor de todas. Ralph Fiennes, Amond Leopold Goethe en Schindler’s List.

Aunque los latinos no están considerados en ese informe, la experiencia como cinéfilos, nos dan pruebas suficientes para asegurar que la gran estereotipia de los latinos comenzó en los ’70. Durante esta década se dio la mayor inmigración, sobre todo cubana (esto se ve en Scarface, por ejemplo). Desde este momento, cubanos, mexicanos, guatemaltecos y demás, fuero representados como narcos, degenerados, infieles, machistas, haraganes y hasta sucios.

Películas como Mentiras Verdaderas, Rambo, Rescatando al Soldado Ryan, Pelotón, entre otras, responden a los estereotipos nombrados.

 

Aunque de ningún modo podemos negar las atrocidades del régimen nazi, soviético y de los atentados de algunos grupos terroristas, hay que reconocer que en la representación de la historia, Hollywood se ha olvidado del rol de Estados Unidos. Como por ejemplo, la complicidad de empresas como Chrysler, IBM y la familia Bush en el ascenso de Adolph Hitler y su plan de exterminio.

 

 

Por suerte, no todo está perdido.
Hay que reconocerle a Hollywood las cosas que ha hecho bien. No sólo se ha dedicado al negocio de las mentiritas, en el seno de la industria, se ecnuentran grandes películas que denuncian todas las cosas que recién nombramos. Sin lugar a dudas y, a pesar de todo lo que se pueda cuestionar, la autocrítica cinematográfica es claramente, su mayor virtud.
La censura, la persecusión, la corrupción, la brutalidad y la intromisión de la pirmera potencia mundial, pueden verse reflejadas en peliculones como Good Night, good Luck, Full Metal Jacket, Nacido el 4 de  Julio, Iwo Jima Letters, The People vs Larry Flynt, Apocalypse Now, Jarhead, Wag The Dog.
Este fragmento de Dr. Strangelove, de Sanley Kubrick, es una hilarante parodia de la guerra fría y el lanzamiento de “la bomba.”

 

Seguime

Sofia Delpueche

Locutora, periodista.
Soy Editora de este blog. Mirá mis videos en YouTube http://bit.ly/2ksJvOG
Seguime

Latest posts by Sofia Delpueche (see all)

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.