Paros, protestas, cortes de calles y escraches. Las manifestaciones populares nuestras de cada día, que mucha veces creemos tan arraigadas a la argentinidad, vienen de larga data. Los inicios en el Antiguo Egipto y las huelgas que cambiaron la historia.

 

Comúnmente y, tal vez por sentirnos el centro del mundo, los argentinos solemos quejarnos por las protestas y corte de calle, como si fueran patrimonio único o propio de nuestra condición. Contrariamente a esto, a continuación, vamos a repasar algunas de las huelgas más grandes e importantes del mundo. Muchas de ellas, lograron cambiar la historia.

 

El origen.

Las primeras formas de huelgas se registraron durante los años del Antiguo Egipto, más precisamente al año 1165 antes de Cristo, durante el mando del faraón Ramsés III. En ese entonces los obreros egipcios reclamaban por mejores condiciones de trabajo, y pedían que se les brindaran ropas, ungüento y pescado. De hecho, los obreros más calificados quienes tenían a su encargo la construcción de las tumbas faraónicas, llegaron a parar hasta tres veces.
El registro de esta primera huelga histórica, se conoce como “Papiro de Huelga” y se encuentra en el museo Egipcio de Turín.

Papiro de Huelga, en el Museo Egipcio de Turín.

Papiro de Huelga, en el Museo Egipcio de Turín.

Las protestas masivas están mayoritariamente ligadas a los reclamos por las condiciones laborales. Es por esto mismo que el surgimiento de este fenómeno “moderno”, cobró mayor fuerza durante los años de la Revolución Industrial.
El trabajo asalariado, la producción seriada y las paupérrimas condiciones de vida en esta época, forzaron la aparición de sindicatos y dieron lugar a la lucha de clases, y también, a los grandes paros.

 

 

La Revuelta de Haymarket.

La huelga que recordamos durante el Día del Trabajador.
Durante 1886, trabajadores de Chicago, en Estados Unidos, comenzaron a organizarse en favor del cumplimiento estricto de la jornada laboral de 8 horas, luego de ser reglamentada por la Ley Ingersoll del presidente Andrew Johnson.
En esa ciudad las condiciones de trabajo eran mucho peores que en otros lugares de ese país, hombres, mujeres y niños trabajaban por igual (sólo que los dos últimos percibían un salario menor) y sin que se efectivizara el régimen de 8 horas. Es por esto que el 1° de mayo de 1886, 200 mil trabajadores iniciaron la protesta.

A partir de ese momento, la producción industrial se paralizó por completo, a excepción de la fábrica McCormick, que funcionaba gracias a la participación de obreros pagados (lo que se conoce como “carnero”). En esa factoría los obreros se encontraban de huelga desde el 16 de febrero, ya que se les descontaba de su salario dinero para edificación de una iglesia.

crop580_w84119_suple-trabajo-P02

Ilustración de los enfrentamientos en Chicago.

La protesta se dio con una enorme convocatoria, hasta que el 3 de mayo, una concentración en las puertas de McCormick, liderada por el anarquista August Spies, se vio interrumpida por una batalla campal entre huelguistas y rompehuelgas de la policía. Las fuerzas de seguridad abrieron fuego y provocaron 6 muertos y decenas de heridos.
August Spies y el periodista Adolph Fischer, convocaron a una nueva protesta en favor de la “guerra de clases” y por el honor de los obreros caídos. El encuentro se pautó para el día siguiente en el mercado de Haymarket.

Papiro de Huelga en el Museo Egipcio de Turín.

Papiro de Huelga en el Museo Egipcio de Turín.

El 4 de mayo, con la presencia del alcalde y la policía, las autoridades dieron finalizada la protesta y reprimieron a la multitud. Fue entonces cuando un artefacto explosivo estalló entre dos policías, lo que ocasionó que la fuerza abriera fuego contra la muchedumbre. La revuelta ocasionó la implementación del estado de sitio y el toque de queda, además de una furiosa campaña de prensa anti-anarquista.

Durante los días siguientes, los obreros fueron perseguidos, detenidos y torturados. Los principales líderes de la gran huelga, fueron llevados a juicio y declarados culpables por unanimidad. Tres de ellos fueron condenados a prisión y cinco a muerte en la ahorca.

Los condenados por las protestas, conocidos como "los mártires de Chicago".

Los condenados por las protestas, conocidos como “los mártires de Chicago”.

A fines de 1886, gracias a estas protestas históricas, algunas de las industrias más grandes accedieron a concederles y efectivizar para sus obreros, la jornada laboral de 8 horas, anulando así la existente de entre 10 y 14. Este régimen de trabajo conseguido en esta época, es un logro que permanece aún hoy.

 

 

La protesta del astillero de Gdansk.

La revuelta más grande de Polonia, que culminó con la obtención de la democracia.
En 1970, los obreros de Astillero de Gdansk o Astillero Lenin, (el más grande de Polonia) se unieron en favor de mejores condiciones laborales. La fuerte represión y la crisis económica en el país, liderado por una facción del Partido Comunista, terminaron con el mandato de Władysław Gomułka, Secretario General del Partido Obrero Unificado.

Segmento internacional del diario españo, La Vamguardia (1980).

Segmento internacional del diario españo, La Vamguardia (1980).

Diez años más tarde, los trabajadores de ese mismo astillero, se alzarían en protesta nuevamente por el despido de una obrera, líder de la primera huelga. Más de 50 mil personas entre obreros e ingenieros, reclamaron por mejoras salariales acordes con el costo de vida y, principalmente, por las libertades sindicales, coartadas bajo el régimen comunista. Todos ellos liderados por el sindicalista, Lech Walesa.

Lech Walesa, luego inscribir formalmente el sindicato.

Lech Walesa, luego inscribir formalmente el sindicato.

La huelga comenzó el 15 de agosto y se extendió por más de diez días. A pesar que inicialmente se otorgaron los aumentos solicitados, la dirigencia comunista se negó a conceder libertades políticas.
Es por esto que el reclamo se recrudeció, lo que llevó a la intervención de la Iglesia, la destitución de Ministros y hasta produjo escasez de alimentos. En ese momento el Comunismo reconoció la libertad sindical y Lech Walesa y los obreros del astillero, fundaron el Sindicato Solidaridad, que se hizo con el control del astillero de Gdansk y se consolidó como el primer sindicato independiente del bloque de la URSS.

Logo del sindicato Solidaridad.

Logo del sindicato Solidaridad.

Solidaridad se convirtió más tarde en el movimiento político más grande de Polonia, con 10 millones de miembros y su sólida constitución contribuyó ampliamente a la disolución del comunismo, y la instauración de la democracia.

 

 

La marcha de la sal.

Liderada por Mahatma Gandhi, se considera el pináculo de las protestas que dieron fin al Imperio Británico en la India.
Durante su vida, Gandhi abogó ante el Imperio Británico por la concesión de la independencia y autonomía de la india, sin el uso de la violencia, y recurriendo al uso de la huelga de hambre como protesta. La negativa del Reino Unido al diálogo, originó que el Congreso Nacional Indio, convocara a la lucha armada, cosa a la que Gandhi se negó.
El 12 de marzo del ’30, Gandhi le advierte al virrey que encabezará una nueva forma de lo que él llamaba “desobediencia civil” y guía discípulos y periodistas en la que se conoció como la “marcha de la sal”.

Gandhi en la marcha de la sal.

Gandhi en la marcha de la sal.

Luego de recorrer 300 kilómetros a pie, el líder político y sus seguidores llegan a la costa del Índico. Allí, en un gesto totalmente simbólico, Gandhi se adentra en el mar y recoge un puñado de sal con sus propias manos. Lo que logró incitar a los otros a violar el monopolio inglés de extracción del mineral y ejercer su derecho natural. El resultado de la protesta fue que cientos de miles de personas comenzaran a extraer la sal de forma natural, lo que llevo a que el Imperio arrestara a 60 mil personas, incluido Gandhi quien pasó 9 meses en prisión. Los arrestos se dieron en forma pacífica, ya que ninguno se opuso al poder de la policía. Es por esto que más tarde el Virrey de la India reconocería la ilegitimidad de los arrestos, ya que los protestantes no habían hecho uso de la violencia.

Gandhi y Jawaharlal Nehru, Primer Ministro Indio (1942).

Gandhi y Jawaharlal Nehru en julio de 1942. Nehru sería más tarde Primer Ministro Indio, en 1947.

Los miles de detenidos son liberados y la Corona Británica concedió al pueblo indio, el derecho a la explotación de la sal. Aunque la libertad de la India no fue concedida hasta luego de la Segunda Guerra Mundial y tras una salvaje guerra separatista con Pakistán, la marcha de la sal dejó expuesto al Imperio Británico en relación a su debilidad frente al consentimiento popular.

Seguime

Sofia Delpueche

Locutora, periodista.
Soy Editora de este blog. Mirá mis videos en YouTube http://bit.ly/2ksJvOG
Seguime

Latest posts by Sofia Delpueche (see all)

Comentarios

Comentarios