Lujuria, pereza, gula, ira… Los pecados capitales se hacen presentes en la música. En ocasiones de la mano de videos y artistas que hacen de lo “non sancto” una forma de vida .
A continuación un breve compendio de vicios que condenan a  varios intérpretes.

 

La lista es interminable ¿Cuántos videos rebosantes de “lujuria” existen? ¿Cuántos cantantes avaros e iracundos dan la vuelta al planeta vendiendo tickets a precios exorbitantes? ¿Qué artista no ha desaparecido de un show alegando fiebre/cansancio mental/padres divorciados?

Los divismos musicales de quienes nos visitan desde el extranjero y de los artistas vernáculos, están a la orden del día y, más de uno los ha vivido en carne propia entre la multitud de un recital. Para no complicarnos en enumeraciones eternas, nuestro gatito de la suerte eligió a los cantantes, bandas y videos, más apropiados para entrar en Los 7 Pecados Musicales. Una mezcla de Billboard con la revista Pronto…

 

La Pereza.

Desde Justin Bieber, a Rihanna, pasando por The Who hasta Snoop Dogg, son tantísimos los músicos que alguna vez (o varias), se han presentado tarde en el escenario. Pero sin lugar a dudas, es Axl Rose, quien se gana el infame título de ser el más impuntual de todos.
Hora y media para presentarse en Madrid en 2010, más de dos horas de retraso en ese mismo año y 2011 en Chile, y 3 horas de tardanza para aparecer en el escenario del Monumental en 2012.
Las anécdotas de impuntualidad de Axl se repiten a través de la historia y se remontan hasta 1991, así que más que una costumbre es un modo de vida.
Lejos del “glamour” (palabra fea si las hay) y el éxito de los ’80, el vocalista se ha convertido en una parodia de sí mismo y recoge más críticas que elogios. ¿Se quedará durmiendo?

 

La princesita (no Karina) del pop, ha perdido su “toque”.
Desde la gran crisis que sufrió a principios de la década, Britney Spears ya no goza del mismo cuerpo, del mismo prestigio ni del mismo talento.
La cantante oriunda de Louisiana fue a menudo comparada con Madonna, por sus dotes para el baile, ampliamente demostrados en sus primero años de carrera. Hoy, pasando los 30, madre de dos niños y confesa consumidora de cheetos, Britney se abrió camino en el hall de la fama de las celebrities enyesadas.
Simplemente no se mueve.

 

 

Avaricia.

Desde mezquinar propinas hasta separarse por el cachet. En este pecado no sólo hay divismo sino que hay dinero involucrado. El poderoso dólar (oficial o blue), siempre saca lo peor de la gente. Y para muestra basta un botón.

J-Lo, Paul McCartney y Mick Jagger, son sólo algunos de los siempre nombrados “tacaños” por la prensa rosa. Pero sin lugar a dudas Barbra Streisand se lleva todos los honores.
La cantante bizcocha es famosa en Hollywood y el mundo, no sólo por su gloriosa voz, sino también por no dejar propinas dignas. Cuenta la leyenda que la señora pagó una comida de casi 500 dólares y luego, la propina fue de tan sólo 10. Algo similar sucedió en una visita a un casino en Las Vegas donde, aparentemente, la cantante habría comprado fichas para apostar, de la denominación más baja… 5 dólares.

Barbra Streisand.

Barbra Streisand.

 

Los ratas y el gato.
Peter Criss, el gato de la banda Kiss, se separó del grupo en 1994. Luego de idas y venidas producto de su tormentosa adicción, Genne Simmons y el resto de los músicos decidieron apartar al baterista del proyecto luego de que (aparentemente) hubiera pedido más dinero del acordado.
En noviembre de 2013, tras el anuncio de que Kiss ingresaría al Rock&Roll Hall of Fame, se consultó al Simmons acerca de la posibilidad de reunir a los miembros originales de la banda, Peter Criss y el guitarrista Ace Frehley (el de la estrella en la cara). Al respecto, Gene argumentó:

¿Cuántas chances te da la vida? Esos tipos tuvieron tres chances oportunidades para ser parte de la banda. La cagaron las tres veces. Cuando tenés un cáncer en tu sistema lo mejor es extirparlo lo antes posible.”

Luego de estas duras palabras, la respuesta de Frehley no se hizo esperar.

Gene vive en el pasado. Se convirtió en una caricatura de sí mismo. Quiero decir, desde el principio su única motivación fue el dinero”.

Los muchachos de Kiss.

Los muchachos de Kiss.

 

Mamma mia! Cuanto éxito!
Abba es probablemente una de las bandas má lucrativas de la historia. Solamente las producciones del musical Mamma mmia! han facturado 2mil millones de dólares en todo el mundo. Con 350millones de discos vendidos, el cuarteto matrimonial formado por Benny Andersson, Anni-Frid “Frida” Lyngstad, Björn Ulvaeus y Agnetha Fältskog, llegó a poser una fortuna tal, que se dio el lujo de auspiciar al piloto de Formula 1, Slim Borgudd. 

 

Gula.

Son muchos los músicos que tienen o han tenido unos kilos de más. Le puede pasar a cualquiera, no? Pero en este caso, vamos a repasar algunos de los famosos que se definen como “adictos” a la comida chatarra.

La estrella de Disney, Selena Gomez, a menudo sube fotos a twitter de montañas de envoltorios de comida basura. Una suerte de aquelarre gástrico donde ella confiesa haber comido gran parte de lo que se ve en la mesa.

Selena Gomez, fan de la chatarra.

“Esto es avergonzante. Gran parte de eso es mío”

La cantante fanática de las onomatopeyas (“rude bo-boy” “umbrella-ella-ella-eh-eh-eh” y “ram pa pa pam man down”) Rihanna, también engrosa las listas de cantantes que comen comidita no muy sana.
Aparentemente en el 2012, pasó 8 días en Hawaii y como parte de su dieta, la morocha de Barbados habría pedido un room service compuesto de galletitas de chocolate, snacks de queso, helado y 6 pizzas. (Debe haber encontrado su “muza” inspiradora)…
Probablemente esta conducta se deba a su costumbre de fumar “cigarrillos divertidos”, que traen como consecuencia un apetito voraz.
“Ñam ñam ñam ñam ñam…. Delicious!”

Rihanna y Snoop Dogg en la esquina del humo.

Rihanna y Snoop Dogg en la esquina del humo.

 

Ira.

“I feel good… te reviento a cuhetazos…” James Brown, (QEPD) el rey del funk, vivó su éxito y talento, bajo la sombra de su reputación violenta.
Con tan sólo 16 años, estuvo en la cárcel por primera vez por robo. A los 55 repitió el episodio por llevar armas de fuego no registradas y asaltar a un policía (una excelente idea). Además, Brown también fue denunciado por violencia doméstica y violación, por una ex empleada.

 

James Brown detenido a los 16 y a los 55 años.

James Brown detenido a los 16 y a los 55 años.

Destruir habitaciones de hotel, instrumentos y la cara de algún fan o periodista. Algunos de las conductas infaltables de todo rocker.
The Clash, Deep Purple, Nirvana, Jeff Beck y hasta Jimmy Hendrix, que prendió fuego su guitarra. Son muchísimos los artistas propensos a manifestar su arte rompiendo todo.
Pero sin dudas, a nivel local, Charly García se lleva el premio “ametralladora de oro” por su carácter violento.
El músico recuperado bajo la tutela de Ramón “Palito/Little Stick” Ortega, tiene un pasado de gritos, furia y pelea.
En noviembre último Paola Vargas, una  cantante de La Voz (Colombia), relató un episodio violento de Charly en ese país, del que fue testigo:

“Fui a un concierto privado al que sólo asistieron músicos. Cuando terminó el show, fui con una amiga, que cantaba en el lugar, a recoger la cartera que había dejado por error en el camerino. Pensamos que Charly había salido, y cuál fue nuestra sorpresa cuando él mismo nos abrió. Estaba con sus músicos. Mi amiga se presentó, le dijo que éramos cantantes. Él, muy amable, nos invitó a seguir. Estuvimos 45 minutos. De repente, Charly le preguntó a uno de sus músicos por algo, este le contestó: ‘No hay, maestro’. Y Charly se transformó y comenzó a golpear a sus músicos.

Charly nunca dijo nada al respecto. Pero teniendo en cuenta su temperamento colérico, podemos darle el beneficio de la duda a la cantante colombiana.

 

Envidia.

Ese sentimiento tan humano y tan miserable. La envidia. Una especie de sensación de admiración que con el tiempo se convierte en una suerte de resentimiento, por querer ser/parecerse a alguien y no poder.
Ningún artista (ni nadie) confesaría este pecado jamás, pero el bichito de la envidia carcome por dentro a quien lo lleva, y tarde o temprano, es develado a la humanidad.

La envidia en la música se remonta hace siglos. El caso más conocido es el “Salieri gate”.
Antonio Salieri, compositor y director de orquesta de la Corte Imperial de Viena, fue contemporáneo de Mozart y, según dicen, vivió bajo su sombra en una mezcla de admiración y envidia.
A pesar de su gran talento, se cree que Salieri plagió a Mozart y que entre ellos existía una gran rivalidad.

Antonio Salieri.

Antonio Salieri.

Hoy en día, en la música contemporánea existen cientos de estos casos, probablemente por la explotación excesiva de recursos en la industria musical. Es decir, cuando un cantante o banda tiene éxito, rápidamente la maquinaria se enciende y atrás de este salen varios parecidos.

Mismo sonido, misma voz, look similar.
Empire of The Sun, la banda australiana surgida en 2007, se inspira afanosamente en el estilo y la estética de MGMT. No hay que ser expertos para notar que, “a primer oído” canciones como Alive y DNA suenan idénticas a las melodías de MGMT. Por otra parte, también es evidente que los chicos de MGMT han crecido fuertemente influenciados por T.Rex y los Rolling Stones, pero eso es harina de otro costal…

 

El relámpago de David Bowie+Ace of Base+Madonna = Lady Gaga.
Si bien al principio y, a pesar del rayito azul en la cara, Germanotta tenía su personalidad y su onda, el tiempo demostró lo contrario. La artista se fue haciendo más y más bizarra y aparentemente, agotó sus recursos y empezó a tomar “influencias” de otros músicos.
Alejandro, el tema con reminiscencias latinas infaltable en el catálogo del artista pop promedio, posee una base que recuerda descaradamente a “Al That She Wants” de Ace of Base, mientras que el video es una adaptación de Like a Prayer.
La cúspide de la “admiración” de Lady Gaga por Madonna, es evidente en Born This Way, la versión “cuero ecológico” de Express Yourself.
No contenta con inspirarse en el concepto de la canción, Gaga fue por más e hizo lo propio con la melodía. Meses más tarde Madonna hizo una suerte de Mash Up entre ambos temas (demostrando que suenan iguales), con un fragmento de She’s Not Me. Más claro, echale nafta.

 

 

Soberbia.

Definitivamente, el más desagradable de todos. “Sentimiento de valoración de uno mismo por encima de los demás.” Algo así como lo que sentimos los argentinos cuando nos comparan con otros países (vergüenza no, el otro…)

La plata mueve montañas y si además hay montañas de plata, muchos caen en la tentación de sentirse omnipotentes.
Con un imperio hotelero en sus espaldas, Paris Hilton creyó poder ir más allá de los límites de la naturaleza. Desafió a Darwin y emprendió su carrera solista.
El resultado fue “Stars Are Blind”, el efímero éxito que pasó sin pena ni gloria. Un pop medio reggae con la voz nebulizada de Paris y un video en blanco y negro en la playa.

 

Hoy Paris se encuentra lejos de los escenarios, pero cerca de la música con su oficio de DJ.
A juzgar por sus mezclas, la niña rica debe haber tomado un curso por correo, porque no suena muy bien…

 

Te escupo un fan y “barro” con tu bandera.
Justin Bieber probablemente sea el único canadiense “malo” (a juzgar por la reputación cortés de quienes viven en ese país), que haya conocido el mundo.
Con  20 años, el intérprete ha pasado por múltiples escándalos que involucran su temperamento y sus aires de divo.
El más fresco es el que implica el hábito de “Yastin” de hacer que sus guardaespaldas golpeen a los fotógrafos. El paparazzi Jeffrey Binion, acusó formalmente a Bieber de haberle ordenado a su seguridad que lo golpeara, el año pasado. En el video de la declaración frente al abogado, puede verse al amo de las Beliebers, en una actitud totalmente reprobable.

 

 

Lujuria.

Más que un pecado, es un recurso. Aunque se convierte en pecado cuando el sexo es el único elemento para promocionar un disco.
Poison, Mötley Crue, Backstreet Boys, IKV, Ricky Martin, Lenny Kravitz… Y muchos otros más, todos han usado en algún momento lo sexy para darle forma a un éxito.
Pero otros, se han pasado de la raya hasta bordear lo desagradable, vulgar y chocante.

Se toca la entrepierna, juega con una camarita bajo las sábanas y se picotea con cuanta famosa la visite en sus conciertos.
Miley Cyrus, tira toda la carne al asador. Se viste poco y nada, luce su físico delgadísimo, saca la lengua, twerkea y hace sonrojar a los padres que, hace poco, iban a buscarles a sus hijos las figus de Hanna Montana.
Sentada desnuda en una bola de demolición, lamiendo un martillo y en bombacha entre los escombros, la estrella de Disney demuestra que el sexo vende.

 

Rastas, grasitud y abdominales. No, no es Emilia Attias, es Christina Aguilera.
La cantante de origen latino, tuvo que luchar por diferenciarse de su antecesora (por meses nada más), Britney Spears. Ante las odiosas comparaciones, Xtina decidió cambiar radicalmente su imagen y volcarse hacia lo sexual y atrevido.
El resultado fue el video “Dirrty”. Filmado en una especie de baño público colapsado, onda El Juego del Miedo. Aguilera menea, se toca, se arrastra por el piso y muestra mucha piel.

 

El tema es buenísimo, la banda es excelente y el disco debut, aprobado por el público y la crítica. Era necesario, Duran Duran?
La banda new wave británica cruzó los límites y se animó a mostrar todo lo que se podía, allá por 1981.
Con el tema Girls on Film, el cuarteto se arriesgó y puso un montón de chicas con poca ropa a competir en un ring y deslizarse sobre una especie de “palo enjabonado” lleno de crema…
Sobran las palabras.

 

 

 

Estos fueron algunos de los videos/músicos/bandas/intérpretes más representativos de los pecados capitales.
Si algún día se van a confesar, daríamos todo por estar en esa iglesia!

Seguime

Sofia Delpueche

Locutora, periodista.
Soy Editora de este blog. Mirá mis videos en YouTube http://bit.ly/2ksJvOG
Seguime

Latest posts by Sofia Delpueche (see all)

Comentarios

Comentarios