Desde los ’80 hasta principios de los 2000, la música house estuvo relegada a un circuito selecto y marginado de la escena musical masiva. Hoy, las listas de éxitos del pop se encuentran influenciadas y plagadas de referencias a la música electrónica. Djs, raves y festivales house para todos. Cuando lo exclusivo se hace masivo.

 

En un sótano, en un garage. Básicamente en una casa en Chicago. Ahí comenzó la música house.
Fiestas reservadas pero populosas en Illinois, Michigan y más tarde New York, allá por mediados de la década del ’80. Sonidos y drogas nuevas, experimentación y tecnología. Todo se conjugó para dar lugar a la corriente que sin querer, se apoderaría de los charts mundiales.

 

Let's Go, single de X-Ray (1986).

Let’s Go, single de X-Ray (1986).

El fenómeno house pasó por muchísimas etapas, y con ella inauguró estilos y modas. Estados Unidos, Inglaterra e Ibiza, fueron los 3 puertos más importantes desde donde zarparon las melodías sintéticas y pegadizas que marcaron un antes y un después en la música. Allí, las fiestas electrónicas estaban reservadas para un selecto público, frecuentemente pudiente y relacionado con la moda y el “jet set”. Hoy en día, esa exclusividad casi no existe y podemos escuchar música house en las radios más improtantes, de fondo en algún programa de chimentos y hasta en la cumbia de Nene Malo.

 

David Guetta: el mesías del pen drive.

El dj francés carga con el título de ser, quizás, el productor house más prolífico y popular de la electrónica. Fue él quien supo combinar elementos del pop y del house, en melodías pegadizas, repetitivas y por ende, inolvidables. Guetta conjugó lo básico de dos mundos emparantados pero alejados, e hizo de la música house, el lenguaje universal, aún para aquellos que no tenían familiaridad con esta música.

David Guetta en los Grammy 2010.

David Guetta en los Grammy 2010.

Progresiones fuertes, letras cargadas de emotividad con la que la mayoría logra relacionarse, y vocales ejecutadas por cantantes enormemente populares, como Kelly Rowland, Fergie y Nicki Minaj. Es justamente por eso que el productor es también ampliamente cuestionado, ya que se cree que vulgarizó el house al hacerlo popular y masivo, ya que antes esta música, se consideraba exclusiva y refinada.

Anécdotas y críticas aparte, hay que reconocer que para bien o para mal, fue Guetta quien logró acercar dos mundos antagónicos, y quien abrió el camino para que djs como Avicii, Steve Aoki o Calvin Harris, pudieran llenar estadios.

Avicii, Steve Aoki y Calvin Harris.

Avicii, Steve Aoki y Calvin Harris.

 

 

La electrónica antes.

El fenómeno disco se encontraba agotado y en franca decadencia, el rock estaba en pleno proceso de mutación al hair metal y el pop buscaba una nueva identidad. La llegada de la nueva década trajo consigo los típicos y usuales replanteamientos y reconfiguraciones socio-culturales. La década del ’80 se vio fuertemente marcada por una honda divsión social, producto de la aplicación de medidas económicas brutales en Estados Unidos y Reino Unido (llevadas acabo más tarde en Argentina por Carlos Saúl Menem y Cavallo).

En consonancia con este fenómeno de “marginación social”, surge el movimiento house, de la mano de la históricamente segregada, población negra en Estados Unidos. Irónicamente, esas creaciones musicales serían utilizadas en pos de la exclusividad de cierta elite que tenía acceso a las raves. Así lo explica Matthew Collins, autor de Estado Alterado, en el documental Chemical Generation.

Creo que esa “exclusividad” en la cultura de las discos de los ’80, puede estar relacionada con la exclusividad económica que existía en ese momento. Margaret Thatcher derrumbó a los sindicatos, había desempleo masivo, y grandes divisiones entre ricos y pobres. Al mismo tiempo, la escena de las discos excluía a personas por no vestirse correctamente, o tener el acento apropiado y no conocer a las personas adecuadas. La gente estaba deprimida y en búsqueda de algo.

 

Nuevas tecnologías, creatividad y experimentación, consolidaron el sello del house, de la mano de djs y bandas como Mr. Fingers, Cybotron y Kevin Saunderson. Todos ellos influenciados por el sonido de Kraftwerk, conisderados “los padres del tecno”.
La llegada de la nueva década, de la nueva era, los advenimientos tecnológicos y la devastadora crisis social y económica, definió un período de búsqueda e introspección cultural, que fue representado mayoritariamente por la música house.

Larry Heard, Mr. fingers. Juan Atkins y Richard Davis, de Cybotron.  Kevin Saunderson.

Larry Heard, Mr. fingers. Juan Atkins y Richard Davis, de Cybotron. Kevin Saunderson.

 

La electrónica hoy.

De la mano de la popularidad vino el marketing, o al revés. Como lo del huevo y la gallina.
Los grandes mercaderes vieron el rédito económico, y pusieron la mira en los grandes festivales de música electrónica como la Creamfields, Electric Daisy, Tomorrowland y el Ultra Festival. La música electrónica se volvió monótona, repetetitiva y carente de personalidad. Todo con el fin de repetir la fórmula del éxito: dj+hit.

Canciones producidas en serie, que difícilmente se distinguen entre sí, y dj’s que rozan el anonimato y tienen sus 15minutos de fama, luego de vender su mercancía a alguna compañía enorme que utiliza su música en alguna publicidad. Ritmos prefabricados, sin identidad y una sobre estimulación de los sentidos que roza el aturdimiento. En la electrónica masiva, de consumo, para todos y todas, ya no hay búsqueda ni experimentación. Algo parecido a lo que dijo el video editorial de Rolling Stone recientemente, donde asegura que los nuevos djs, son “criminales con licencia para disparar m*ierd@ en nuestros tímpanos.”

 

La electrónica actual busca posicionarse como “lo nuevo” o “lo cool”, siendo que este movimiento no sólo no es nuevo, sino que su razón de ser radica en conceptos totalmente alejado de lo masivo. Tal y como lo expica el músico, compositor y productor Daniel Melero, “la única novedad de la electrónica, es que es un fenómeno de masas”. En una entrevista para la revista Anfibia, Melero sostiene que:

Yo no creo que haya una escena. No me gusta la palabra. La escena es un producto, un armado, un anclaje. En los ochenta había escena, había diversidad. Estaban Los Encargados, pero también estaba Sumo, Soda Stereo. Ahora hay muchas personas haciendo cosas parecidas. No hay discos. Y que haya discos es sinónimo de diversidad. Me gustan las cosas únicas, refrescantes. Prefiero los modos a las modas.

 

Daniel Melero y Gustavo Cerati.  Juntos produjeron el célebre disco Colores Santos, en 1992.

Daniel Melero y Gustavo Cerati. Juntos produjeron el célebre disco Colores Santos, en 1992.

 

 

Una luz al final del túnel.

A pesar de todo lo que podamos cuestionarle a esta nueva versión del movimiento house, detrás de toda la parafernalia publicitaria, todavía sobreviven y existen productores, bandas y Djs que no se privan de nada, y se atreven a experimentar. Probar cosas nuevas, fusionarse y alejarse de la masividad, lo seguro, lo probado. Acá están algunos de ellos.

 

Toro y Moi.

Electrónica, synthpop, chill out y hasta un poco de funk. Sus canciones son atrapantes y sus melodías, hipnóticas.
Toro y Moi, o Chazwick Bradley Bundick, es estadounidense, de origen filipino y afro americano. Cuenta con 3 discos de estudio y unos cuántos remixes.

 

 

Cherokee.

House francés, muy francés. Refinado, impecable, estéticamente irreprochable.
Se trata de un dúo del viejo continente, establecidos en el área de Luxemburgo. Son poco conocidos y casi todo lo que hacen está colgado en youtube y soundcloud. Les gusta compartir.

 

Domestic Technology.

Fundado por Igor Butckhrikidze, Domestic Technology se autodefine como “un projecto musical fuertemente influenciado por el disco”…. Y se nota!
Igor comparte pero no tanto como Cherokee. Su querés escuchar su música, deberás comprarla a través de iTunes o BeatPort.

 

 

 

 

No todo está perdido, y aunque el mercado esté en parte deformando la identidad del house (como lo hizo con el rock, el hip hop y con casi todo lo que toca), el secreto para nosotros desde Un Blog Chino, es seguir buscando.
Seguir intentando encontrar cosas nuevas y aceptar los pro y los contras de la nueva movida y apoyar a los artistas originales.

 

Y vos, que música escuchaste ultimamente?

Seguime

Sofia Delpueche

Locutora, periodista.
Soy Editora de este blog. Mirá mis videos en YouTube http://bit.ly/2ksJvOG
Seguime

Latest posts by Sofia Delpueche (see all)

Comentarios

Comentarios